Todo comenzó después de la Media Maratón de Madrid (cronica) y los calambres en los gemelos.

Después de unos días de reposo, empecé otra vez a entrenar. Todo iba bien y solo tenía un punto de dolor en el gemelo derecho. Me vine un poco arriba (1er error) y pasé a hacer cambios de ritmo, probando la velocidad para mejorar el tiempo.

Mi gemelo no dolía pero estaba ese punto de dolor.

Estaba apuntado a la Media de la Maratón de Madrid que no iba a correr y el fin de semana anterior, quise hacer 21kms en menos de 2h (2nd error). Salí el domingo bien temprano y con el objetivo claro y empecé a correr.

Todo iba bien y estaba con ganas hasta el Km 20 donde un fuerte pinchazo con mucho dolor en el gemelo derecho me hizo detenerme. No podia andar. Algo habia saltado por los aires…

Unos días de cojera y dolor que no remitia. Dejé pasar los días y el dolor desapareció. Parecía que todo estaba bien, pero no…

Al salir a trotar de nuevo, a los 3 kms tuve que parar. Otra vez el dolor en el gemelo y volver a cojear.

Pasados unos días, acabé en el fisio, contandole mis dolores y sensaciones.

Después de unas pruebas se confirma mi lesión: una rotura fibrilaren el gemelo que se ha curado mal y tener un gemelo vago.

La recuperación: ejercicio moderado para activar el gemelo y correr sin dolor

Poco a poco volvemos a correr y sin dolor: una gran noticia

Anuncios